Coloquio de Filosofía 2021

Coloquio de Filosofía 2021

LOS RETOS DE LA FILOSOFÍA AMBIENTAL EN EL SIGLO XXI

Facultad de Filosofía / Reseña de coloquio 2021

El coloquio de Filosofía de la UPM se llevó a cabo de forma virtual los días 9 y 10 de noviembre del presente año, bajo el título «Los retos de la filosofía ambiental en el siglo XXI». El primer día de actividades dio inicio con las palabras de bienvenida del rector magnífico de la Universidad, Dr. Alberto Anguiano García, quien destacó el papel de la Filosofía en la decisiva cuestión de la conciencia ambiental, puesto que se trata de analizar el concepto de ser humano y el estilo de vida que ha llevado a la actual crisis ambiental por el efecto invernadero, en tanto que esta cuestión no sólo supone un problema cosmológico o ético, como se ha llegado a reducir, sino que se trata ante todo de un problema antropológico. Por ello, reiteró la necesidad de una educación y Filosofía ambiental, que ayuden al discernimiento de valores, propuestas y actitudes que regulen la convivencia con nuestra casa común. De igual forma, la Dra. Carolina Flores Langarica, Decana de la Facultad de Filosofía, dio la bienvenida a los alumnos, ponentes y profesores a estos días de actividades.

Posteriormente, se dio paso a la primera ponencia del día, titulada De señores a jardineros, a cargo del Dr. Antonio Ernesto Palafox, quien es profesor y coordinador de la sección de Teología Pastoral de la UPM. Abordó el concepto del cuidado como un ethos paradigmático que implica una nueva conciencia, una actitud que expresa la importancia sobre algo. Debe ser un cuidado, enfatizó, que nos haga cambiar de ser simplemente dueños para ser jardineros de nuestra casa común. Este cuidado se concretará en lo pequeño, en los detalles, en cada una de las partes que componen nuestro medio ambiente. El Dr. Ernesto Palafox sostuvo que la compleja crisis ambiental que estamos experimentando es una sola crisis socio ambiental, por lo tanto no se puede hablar de dos crisis separadas. Para ello se requiere de una intervención humana con un enfoque ecológico integral, sólo así el hombre será un instrumento, un jardinero para ayudar a brotar las posibilidades de la creación. De igual forma, el Dr. Palafox resaltó que la fe nos proporciona motivaciones confesionales para el cuidado de la creación, en tanto que la fe contiene ya en sí misma un sentido ecológico.

Después prosiguió la primera conferencia magistral del día, a cargo del Dr. Enrique Leff, Filósofo y sociólogo, quien es uno de los principales autores de la teoría y la praxis del ambientalismo crítico en México. En su participación, sostuvo que el tema ecológico es un problema de comprensión de la vida y de la convivencia humana, más que una cuestión de ecología. Resaltó que después de cincuenta años de reflexión y respuestas a la crisis planetaria, la filosofía ha sido convocada para aportar con su reflexión. Desde que surgió la reflexión ambiental, esta se caracterizó por su carácter bioético. Se afirmó también, que la cuestión filosófica es primordial y esencial en el tema ecológico, en tanto que la crisis ambiental al significar la destrucción de la vida es en el fondo una cuestión filosófica. La crisis ambiental es una crisis del modo en que fue pensada la condición del mundo y la comprensión de la vida desde la filosofía. Se afirmó que la crisis ambiental tiene una causa metafísica.

Prosiguió la intervención del Dr. Rafael Güitrón Torres, Misionero Comboniano del corazón de Jesús, quien se especializa en los campos de la filosofía ambiental, la epistemología ética-política y la antropología. Su intervención giro en torno al tema de «La estética ambiental y sus desafíos», El Dr. Güitrón enfatizó la pertinencia y la relevancia de la interdisciplinariedad en las contribuciones sobre el problema ecológico. Se centró concretamente en la contemplación de la belleza desde la perspectiva de la estética para contribuir en el problema ecológico ambiental.

Su participación se caracterizó por meter en diálogo dos perspectivas distintas de la estética, por un lado la estética náhuatl, con tal de fomentar fuentes de arraigo y sentido comunitario, esto frente a la perdida de los tejidos sociales, puesto que la estética náhuatl nos invita a un buen vivir para un bien vivir, y por otro parte la estética rusa, puesto que siempre es bueno y sano la reflexión de lo diverso. En cuanto a la estética Náhuatl recordó la figura del artista Náhuatl, quien se caracterizó por su búsqueda incesante de verdad y, su capacidad de contemplar y expresar la belleza.  EL Dr. Rafael Güitrón retomó la frase del escritor ruso Fiódor Dostoievski, quien afirmó que «la belleza salvará al mundo», una belleza que debe tocar el corazón humano, en tanto que para los pensadores rusos el corazón humano es el verdadero campo de batalla que la vida presenta. Es por ello que, el ser humano está llamado a responder a las crisis que en gran medida él mismo ha provocado. Se afirmó, también que ambas perspectivas exhortan al hombre a ser oyente del espíritu y a una apertura de horizontes.

Por último, se dio paso al panel de especialistas donde los participantes del coloquio pudieron elaborar sus preguntas a los panelistas, esta fue una oportunidad de ahondar y profundizar en cada uno de los temas planteados.

A lo largo del segundo día de coloquio, se presentaron una serie de ponencias con temáticas que se mantuvieron en la línea de la conciencia ambiental. Buscando hacer eco en el pensar y en el reflexionar de la persona, enfatizando la importancia del cuidado del medio ambiente.

En primer lugar, la jornada inició con la participación del Dr. Jorge Issa, quien abordó la ética ambiental partiendo desde sus orígenes; seguido de las distintas aristas que la componen, fruto de su desarrollo; para finalmente concluir con sus impresiones personales.

Primero, afirmó que la ética ambiental nace de la conciencia de las problemáticas que aquejan al hombre, hallando su fundamento en el imperativo categórico de I. Kant. Además, presentó los dos escenarios que en la corta historia de la ética ambiental se han dado. Por un lado, un antropocentrismo centrado en respetar la naturaleza por una mera cuestión de conveniencia (moral tradicional); por otro, el de un extensionalismo que busca aumentar el círculo moral a seres humanos aún no existentes (futuras generaciones) y a extender el valor moral intrínseco del hombre a otros seres naturales. Por último, remarcó la importancia de la visión holística (totalitaria) en la ética ambiental, junto con algunas variantes que han surgido con el paso del tiempo (ecologías radicales, ecofeminismo y ecología social).

En segundo lugar, se tuvo la exposición del Dr. Bernardo Bolaños “La ética del antropoceno. ¿Qué conservar y qué sacrificar de la civilización? En la cual, se presentó de manera clara y puntual, la realidad que le depara al hombre si continúa con su actual estilo de vida; particularmente, refiriéndose a su ámbito económico. Asimismo, se abordó la así denominada “visión túnel del carbono” que en su amplio sentido significa la focalización de un punto o elemento que en específico se quiere abordar el problema general del calentamiento global; en otras palabras, dicha expresión invita a que cada persona responda desde su particularidad. Y finalmente, se puntualizó que ante esta inminente realidad, no sólo habría pérdida de los recursos naturales, sino que también la democracia y los derechos humanos se verían sumamente afectados.

Finalmente, se contó con la presencia de la Mtra. Angélica Muñoz, con su ponencia “La declaratoria de la educación  desarrollo sustentable de México para el mundo”. Quien presentó la antesala de la instauración del desarrollo y el cuidado ambiental como piezas claves de la educación de la población en general, citando una serie de acuerdos y tratados. Finalmente, dejó muy en claro la importancia de saber diferenciar los conceptos que a este ámbito respectan, tales como ecología, sustentabilidad, etc.

Gustavo Iván Berrocal González
Luis Ángel Sánchez Hernández

Diseño web por dosbytes.com.mx